Terapia de pareja

¿Cómo funciona la terapia de parejas?

Inicialmente se escucha con atención a los integrantes de la pareja manteniendo un ambiente de respeto. Buscamos priorizar la atención a la vivencia y el malestar de cada persona más que hacer de juez para ver “quien tiene razón”.

No es infrecuente que se deje de ver el sufrimiento de la pareja por competir buscando la razón. El terapeuta trata de hacer una valoración objetiva para detectar las creencias, las emociones las situaciones y los temas principales que son foco del conflicto. Se continúa la exploración en sesiones por separado para valorar y entender en que forma yo contribuyo al conflicto.

 

¿Es normal ir a terapia de pareja?

Es uno de los servicios más demandados, para muchos, la pareja es el vínculo más importante después de la relación con nuestros padres o los hijos. En esos vínculos no es raro que aparezcan fricciones o conflictos, que se activen heridas no resueltas de mi infancia o de anteriores relaciones.

También puede haber creencias y expectativas distintas sobre la relación que provoquen frustración y mucho dolor si no aprendemos a comunicar y gestionar nuestras necesidades, tanto con la ayuda de mi pareja como con la mía propia.

¿Qué problemas son los más frecuentes?

 

Aprender a comunicarnos mejor, a darme cuenta de qué necesidades están siendo ignoradas o no pido de una manera clara o consecuente.

Conocer mis expectativas sobre la relación para consensuar otras más satisfactorias, funcionales y claras. Pueden aparecer distintos estilos de apego donde hay mucha emoción, dependencia o evitación de la intimidad, la comunicación profunda y lo que siento.

A veces actúo como si mi pareja fuera responsable de crear mi felicidad y otras no me siento con derecho a pedir o poner límites.

Puede que uno ocupe mucho protagonismo y espacio, mientras que otro no pide el suyo o surgen conflictos cuando lo hace. Puede ser un arte aprender a crear una relación satisfactoria, con dos artistas y con la relación día a día como su creación.

Trabajemos juntos